Los mejores trucos The Legend of Zelda: Bright of the Wild

Hoy te traemos los mejores trucos The Legend of Zelda: Bright of the Wild. ¿El motivo? Que, para ser el primer juego que llegó con Nintendo Switch, ha sido una obra maestra made in Nintendo. La versátil consola de la casa nipona confió en una de sus franquicias más reconocidas para el lanzamiento. Y la […]
GuíayTrucos.com

Hoy te traemos los mejores trucos The Legend of Zelda: Bright of the Wild. ¿El motivo? Que, para ser el primer juego que llegó con Nintendo Switch, ha sido una obra maestra made in Nintendo. La versátil consola de la casa nipona confió en una de sus franquicias más reconocidas para el lanzamiento. Y la cosa no pudo ir mejor.

Varios años más tarde, se sigue hablando de The Legend of Zelda: Bright of the Wild como uno de sus mejores juegos. Horas y horas de exploración y aventuras por Hyrule que, además, han revitalizado la saga. Pero claro, hay quien se ha quedado atascado hace tiempo y necesita una ayuda. Para ellos, aquí están los mejores trucos «The Legend of Zelda: Bright of the Wild»

Los mejores trucos The Legend of Zelda: Bright of the Wild

Nada más desesperante que quedarte atascado tras horas y horas de juego. Por eso, nunca viene mal tener a mano los mejores trucos The Legend of Zelda: Bright of the Wild

Perrunos tesoros

A lo largo y ancho de Hyrule hay 15 tesoros escondidos. Para dar con ellos, tendrás que usar a tus mejores amigos: los perros.

Cuando llegues a una aldea en la que haya un perro juguetón, no pases de él. Al contrario, debes darle tres piezas de carne o fruta. Lo que tengas. Como agradecimiento, te llevará directo a uno de los 15 tesoros escondidos. Dinero, armas o fragmentos de estrella será tu recompensa.

Montando animales

En The Legend of Zelda: Breath of the Wild no sólo se montan caballos. Ni mucho menos. Todo animal es susceptible de ser montado. Desde ciervos, a osos, incluso los centaleones. Es más también podrás montar sobre los guardianes. Eso sí, para hacerlo, tendrás que asaltarlos desde arriba. Cuando caigas sobre su cabeza, no podrá verte y te proporcionará un paseo agitado pero reconfortante.

La zanahoria y el caballo

Aunque puedas montar cualquier animal, un caballo te será más útil que ningún otro. Por tal motivo, cuanto más aguante tenga, mejor. Así, si le das una zanahoria a tu caballo, su resistencia se disparará. Te vendrá mejor de lo que imaginas.

El que nada desnudo…

Es de lógica pero en un videojuego, la lógica no suele tener demasiado peso. En este caso, sí. Cuando vayas a nadar, desnuda a Link y éste incrementará su velocidad de forma considerable.

Debilidad guardiana

Los guardianes son enemigos temibles. Los descubrirás por las malas. Y en más de una ocasión. Al menos, hasta que leas el punto débil de estos mastodontes.

Al ser tan grandes, debes atacarles a las piernas. No sólo les paralizarás de forma temporal, sino que podrás robarle piezas ancestrales. Eso sí, como el Gran Hermano, el ojo láser sigue activo, así que mucho cuidado.

Silba y vendrá

Uno de los elementos más inútiles pero más vistosos de este The Legend of Zelda: Breath of the Wild. Si vas corriendo y no quieres llegar hasta donde está tu caballo, silba. Cuando lo hagas, el equino irá en tu busca y alucinarás con la forma de subir en él de Link.

Dale al Cuco

Es ley de vida en The Legend of Zelda: si ves un cuco, dale un meco. En este caso, habrá cucos que te regalarán un huevo a golpearlos. Ahora, no te pases con un golpe de más o aprenderás cuán fuerte y pesado es el cuco.

Si tienes frío…

Cuando estés en una zona con frío, utiliza algún arma del tipo ígnea y te ayudará a regular la temperatura corporal. De no hacerlo, tira de clásicos como una hoguera o una antorcha.

Si tienes calor…

¿El mejor remedio contra el calor? Incluso en The Legend of Zelda: Breath of the Wild, es la sombra. Cuando el sol apriete, no lo dudes, una siesta reconfortante bajo una sombra y como nuevo.

¿Hambre?

Uno de los trucos más simpáticos de The Legend of Zelda: Breath of the Wild. Si llegas a una zona que hace calor y tiras la comida al suelo, ésta se cocinará a la plancha. Ahora, si prefieres lo frío, no te preocupes, también hay para ti. En este caso, la comida que eches al suelo y te comas, te ayudará con las gélidas temperaturas. ¿Por qué? Vaya usted a saber.

Escudo recopilatorio

Si te atacan los arqueros, usa un escudo de madera para defenderte. Su ventaja es que las flechas, al llegar al escudo, se quedan clavadas y no rebotan. Algo que, a menudo, pasa con el escudo de metal, provocando grandes heridas en los pies. Y por si fuera poco, cuando termines la batalla, el contador de flechas de tu mochila aumentará. En concreto, el número de las que se hayan clavado.

Gelatina de Chuchus

Los Chuchus de Hyrule no te matan pero molestan como pocos. Tan sólo tienes que darles un golpe para matarlos.

Lo que no todo el mundo sabe, es que una vez muertos, puedes convertirlos en gelatina. Y claro, ésta luego viene bien para los elixires. De hecho, tienes hasta cuatro tipos de Chuchus, con diferentes propiedades a aprovechar.

  • La gelatina de Chuchu sirve para apagar llamas
  • Si la gelatina es de Chuchu ígeo, lo que harás será crear llamas
  • Con la gelatina Chuchu gélido, congelarás lo que quieras
  • Por último, la gelatina de Chucho eléctrico, permitirá dar descargas a los enemigos

Fuego sin fuego

En The Legend of Zelda: Breath of the Wild vas a cocinar más que en la vida real. Sobre todo, elixires, que necesitan de calor para ser sintetizados. El problema es que necesitas fuego para encenderlo y, en muchas ocasiones, no tendrás. Pero claro, sí puedes tener a mano una antorcha o una hoguera.

Ahora, si quieres hacerlo más fácil, te damos un truco. Tan sólo tienes que golpear una gelatina ígnea junto a una madera. Antes te hemos contado como conseguir esta gelatina especial. Si tampoco tienes gelatina, toca volver al Pleistoceno. En este caso, golpea el pedernal cerca del cazo con algún arma metálica. Este movimiento hará que salten chispas y enciendan el bar.

No pierdas detalle

A estas alturas, es posible que te hayas pasado el juego 10 veces. Y aún así, siempre acabas descubriendo algo nuevo. Es la magia de The Legend of Zelda: Breath of the Wild y su basto universo de exploración. Todo, absolutamente todo, es susceptible de contener un secreto.

Desde algo que brilla en un árbol, a un conjunto de piedras con una extraña forma en el suelo, pasando por un jarrón que aparece por arte de magia en un árbol. Todo es susceptible de tener un kolog escondido y éste tener las tan necesarias semillas para poder ampliar el inventario. No son pocos los que esconde el juego.

Carrera frenética

Si a estas alturas no has aprendido el movimiento Carrera Frenética, es posible que no hayas podido terminar The Legend of Zelda: Breath of the Wild. Básicamente, este ataque es clave para derrotar a algunos de los rivales más complicados del juego.

Obviamente, no es fácil de aprender y se hace esquivando un golpe en el momento exacto. A partir de ahí, asestaremos un combo de golpes en slow motion que disfrutaremos como pocas cosas en el juego. Si no lo has aprendido, dedícale un tiempo hasta tenerlo controlado

Partida de bolos

Desde un principio, The Legend of Zelda: Breath of the Wild deja claro que para mejorar tu equipo vas a necesitar dinero. Mucho. ¿Cómo conseguirlo? Muy fácil: jugando a los bolos.

Para hacerlo tienes que ir a Pondo’s Lodge, situado cerca de la Torre Hebra, justo en la zona noroeste del mapa. Cierto es que cada partida de bolos te va a costar 20 rupias, pero a poco que se te dé bien vas a ganar mucho más. Además, por qué no decirlo, es uno de los mini juegos más divertidos de The Legend of Zelda: Breath of the Wild

No quiero molestar pero sí

¿Por qué tenemos que ser siempre los héroes de The Legend of Zelda: Breath of the Wild? No es que tengamos que cargarnos a los buenos, pero sí que podemos molestarlos un poco. En concreto, hay determinados personajes a los que podemos sacar de sus casillas y, las cosas como son, es muy divertido.

Son los personajes que están en las tiendas y están preparados para ser molestados, desbloqueando determinadas conversaciones de lo más absurdas y divertidas. Para acabar por enfadarles, tenemos varias opciones. Desde movernos rápidamente por toda la tienda, a correr por los pasillos o subirnos en la mesa. Cuando te vean, comenzará el espectáculo.

Desnudo por la ciudad

Mucha gente ha soñado que está desnuda en plena ciudad. Link puede hacer ese sueño realidad en The Legend of Zelda: Breath of the Wild. De hecho, si lo hace, mantendrá interesantes conversaciones con muchos personajes. Quítate la armadura y verás como las interacciones llegan solas.

Si quieres ir un paso más allá, prueba a entrar sin armaduras en las habitaciones de los personajes que puedas y alucina con sus reacciones. De lo más divertido de The Legend of Zelda: Breath of the Wild

Robar a los Hinox

Seguro que recuerdas la primera vez que te mediste a un Hinox. Son enemigos enormes que, sumados al escaso nivel de Link en los primeros compases de la partida, hacen que la derrota sea casi segura. Pero claro, el tiempo pasa, Link mejora y nosotros también, y los Hinox dejan de dar miedo.

Cuando llegues a ese punto, puedes cambiar una pelea frontal con un Hinux, por algo más divertido: robarle. Para ello, acércate sin ser detectado al Hinox mientras duerme y róbalo las armas del collar y así no tendrás que luchar.

Tormenta eléctrica

Hay dos formas de saber qué pasa con las tormentas eléctricas: la buena y la mala. La mala, por supuesto, supone que te caiga un rayo encima. La buena, estar avisado de antemano y es lo que vamos a hacer.

Si en el indicador del clima, situado a la izquierda del mapa, ves que aparece un rayo, es el aviso de tormenta eléctrica. En cuanto puedas, quita de tu equipo toda arma metálica que puedas llevar encima, y así no ejercerás de pararrayos humano.

Lon Lon Ranch

¿Recuerdas The Legend of Zelda: Ocarina of Time? Para no recordarlo. Según algunos expertos, está en el top 3 de mejores juegos de todos los tiempos. Pues bien, en The Legend of Zelda: Breath of the Wild tiene su homenaje. En este caso, en el rancho de Malone y Talon, donde tienen su negocio equino.

Ese rancho legendario de The Legend of Zelda: Ocarina of Time, también aparece en The Legend of Zelda: Breath of the Wild pero algo cambiado. Está al lado del castillo que hay en la zona Ruinas del Rancho. Queda poco del sitio pero a muchos jugadores les traerá grandes recuerdos.

No vendas la ropa

Si estás tentado de vender tu ropa para ganar unas rupias, te recomendamos que no lo hagas. Según avance The Legend of Zelda: Breath of the Wild podrás mejorarla con la fuentes de las hadas, intercambiándolo por materiales. De ahí la importancia de ir acumulando.

Además, si consigues formar un conjunto de tres piezas (cuerpo, piernas y cabeza), puedes lograr habilidades adicionales, así que mejor guarda toda la ropa que vayas encontrando.

Láser guardián

Por si no te ubicas, los guardianes son estos extraños seres con la forma de un pulpo que te hacen bastante daño con las explosiones.

Pero cuando logras dejarles aturdidos, puedes usarlos a tu favor. Súbete sobre uno de ellos y golpéalo, verás que dispara un tremendo rayo láser a una zona de mapa concreta. Ese rayo puede ser capital para derrotar a algún enemigo cercano que se haya resistido

Galería de fotos The Legend of Zelda: Breath of the Wild

Para terminar, te dejamos una galería de fotos de The Legend of Zelda: Breath of the Wild que demuestra la grandeza de esta joya de Nintendo.

GuíayTrucos.com

También te puede interesar:

Curso de Creación Web
¡Aprende a CREAR y MONETIZAR tu sitio web con Tendenzias!
+ 100Mde lectores al año
+ 1.8M de euros
+ 15 años de experiencia
Te ofrecemos nuestra experiencia para que logres montar tu web y comenzar a monetizarla desde cero.
¡Quiero Aprender!
Los mejores trucos The Legend of Zelda: Bright of the Wild
4.60 / 5
4.60 - 5 Votos

También te puede interesar