Escrito por

Los mejores trucos “The Legend of Zelda: Bright of the Wild”

Hoy te traemos los mejores trucos “The Legend ofZelda: Bright of the Wild“. ¿El motivo? Que, para ser el primer juego que llegó con Nintendo Switch, ha sido una obra maestra made in Nintendo. La versátil consola de la casa nipona confió en una de sus franquicias más reconocidas para el lanzamiento. Y la cosa no pudo ir mejor.

Dos años más tarde, se sigue hablando de “The Legend of Zelda: Bright of the Wild” como uno de sus mejores juegos. Horas y horas de exploración y aventuras por Hyrule que, además, han revitalizado la saga. Pero claro, hay quien se ha quedado atascado hace tiempo y necesita una ayuda. Para ellos, aquí están los mejores trucos The Legend ofZelda: Bright of the Wild

Los mejores trucos “The Legend of Zelda: Bright of the Wild”

Nada más desesperante que quedarte atascado tras horas y horas de juego. Por eso, nunca viene mal tener a mano los mejores trucos The Legend ofZelda: Bright of the Wild

Perrunos tesoros

A lo largo y ancho de Hyrule, hay 15 tesoros escondidos. Para dar con ellos, tendrás que usar a tus mejores amigos: los perros. Cuando llegues a una aldea en la que haya un perro juguetón, no pases de él. Al contrario, debes darle tres piezas de carne o fruta. Lo que tengas. Como agradecimiento, te llevará directo a uno de los 15 tesoros escondidos. Dinero, armas o fragmentos de estrella será tu recompensa.

Montando animales

En The Legend of Zelda: Breath of the Wild no sólo se montan caballos. Ni mucho menos. Todo animal es susceptible de ser montado. Desde ciervos, a osos, incluso los centaleones. Es más también podrás montar sobre los guardianes. Eso sí, para hacerlo, tendrás que asaltarlos desde arriba. Cuando caigas sobre su cabeza, no podrá verte y te proporcionará un paseo agitado pero reconfortante.

La zanahoria y el caballo

Aunque puedas montar cualquier animal, un caballo te será más útil que ningún otro. Por tal motivo, cuanto más aguante tenga, mejor. Así, si le das una zanahoria a tu caballo, su resistencia se disparará. Te vendrá mejor de lo que imaginas.

El que nada desnudo…

Es de lógica pero en un videojuego, la lógica no suele tener demasiado peso. En este caso, sí. Cuando vayas a nadar, desnuda a Link y éste incrementará su velocidad de forma considerable.

Debilidad guardiana

Los guardianes son enemigos temibles. Los descubrirás por las malas. Y en más de una ocasión. Al menos, hasta que leas el punto débil de estos mastodontes. Al ser tan grandes, debes atacarles a las piernas. No sólo les paralizarás de forma temporal, sino que podrás robarle piezas ancestrales. Eso sí, como el Gran Hermano, el ojo láser sigue activo, así que mucho cuidado.

Silba y vendrá

Uno de los elementos más inútiles pero más vistosos de este The Legend of Zelda: Breath of the Wild. Si vas corriendo y no quieres llegar hasta donde está tu caballo, silba. Cuando lo hagas, el equino irá en tu busca y alucinarás con la forma de subir en él de Link.

Dale al Cuco

Es ley de vida en The Legend of Zelda: si ves un cuco, dale un meco. En este caso, habrá cucos que te regalarán un huevo a golpearlos. Ahora, no te pases con un golpe de más o aprenderás cuán fuerte y pesado es el cuco.

Si tienes frío…

Cuando estés en una zona con frío, utiliza algún arma del tipo ígnea y te ayudará a regular la temperatura corporal. De no hacerlo, tira de clásicos como una hoguera o una antorcha.

Si tienes calor…

¿El mejor remedio contra el calor? Incluso en The Legend of Zelda: Breath of the Wild, es la sombra. Cuando el sol apriete, no lo dudes, una siesta reconfortante bajo una sombra y como nuevo.

¿Hambre?

Uno de los trucos más simpáticos de The Legend of Zelda: Breath of the Wild. Si llegas a una zona que hace calor y tiras la comida al suelo, ésta se cocinará a la plancha. Ahora, si prefieres lo frío, no te preocupes, también hay para ti. En este caso, la comida que eches al suelo y te comas, te ayudará con las gélidas temperaturas. ¿Por qué? Vaya usted a saber.

Escudo recopilatorio

Si te atacan los arqueros, usa un escudo de madera para defenderte. Su ventaja es que las flechas, al llegar al escudo, se quedan clavadas y no rebotan. Algo que, a menudo, pasa con el escudo de metal, provocando grandes heridas en los pies. Y por si fuera poco, cuando termines la batalla, el contador de flechas de tu mochila aumentará. En concreto, el número de las que se hayan clavado.

loadInifniteAdd(44636);

Gelatina de Chuchus

Los Chuchus de Hyrule no te matan pero molestan como pocos. Tan sólo tienes que darles un golpe para matarlos. Lo que no todo el mundo sabe, es que una vez muertos, puedes convertirlos en gelatina. Y claro, ésta luego viene bien para los elixires. De hecho, tienes hasta cuatro tipos de Chuchus, con diferentes propiedades a aprovechar.

  • La gelatina de Chuchu sirve para apagar llamas
  • Si la gelatina es de Chuchu ígeo, lo que harás será crear llamas
  • Con la gelatina Chuchu gélido, congelarás lo que quieras
  • Por último, la gelatina de Chucho eléctrico, permitirá dar descargas a los enemigos

Fuego sin fuego

En The Legend of Zelda: Breath of the Wild vas a cocinar más que en la vida real. Sobre todo, elixires, que necesitan de calor para ser sintetizados. El problema es que necesitas fuego para encenderlo y, en muchas ocasiones, no tendrás. Pero claro, sí puedes tener a mano una antorcha o una hoguera.

Ahora, si quieres hacerlo más fácil, te damos un truco. Tan sólo tienes que golpear una gelatina ígnea junto a una madera. Antes te hemos contado como conseguir esta gelatina especial. Si tampoco tienes gelatina, toca volver al Pleistoceno. En este caso, golpea el pedernal cerca del cazo con algún arma metálica. Este movimiento hará que salten chispas y enciendan el bar.

También te puede interesar: